Blockchain

Cuando hablamos de tecnologías blockchain, nos referimos a un conjunto de soluciones software y a una serie de redes que comparten una estructura descentralizada y un protocolo común. Estas tecnologías permiten persistir información cifrada en transacciones agrupadas en estructuras de datos denominadas bloques (blocks) que se van encadenando (chain) a medida que los nodos van verificando las transacciones.

Si necesitas un plus de seguridad en la gestión de tus documentos, en Docuten está disponible nuestra solución blockchain para la firma digital y la facturación electrónica.

Los smart contracts de Docuten operan en la red Alastria Telsius.

Cuando hablamos de smart contracts o contratos inteligentes, generalmente nos referimos a programas que garantizan el cumplimiento de un acuerdo entre dos o más partes. En un principio, el concepto se utilizaba para designar descripciones formales, carentes de ambigüedad semántica, que podrían actuar como garante de un acuerdo sin necesidad de un tercero.

Un hash es un fingerprint, una huella que nos sirve para identificar el contenido de un fichero en una simple secuencia de caracteres.

Independientemente del tamaño que tenga un fichero, su hash siempre tendrá una longitud determinada, lo que permite que puedas publicar un identificador único, una secuencia alfanumérica, que representa el contenido del fichero, una huella que identifica la totalidad de su contenido, en una simple línea de texto, sin necesidad de tener mucho espacio en disco o de tener que publicar información confidencial, asociada al contenido de ese fichero.

Una de las principales ventajas de la tecnología blockchain es el aumento de la seguridad a nivel internacional, que se debe principalmente a su carácter distribuido y públicamente auditable.