El aumento del volumen de contratos y facturas electrónicas revela una gradual recuperación económica del país

El aumento del uso de los procesos administrativos digitales es un buen indicativo de que la economía en España está empezando a reactivarse.

En Docuten hemos detectado que los volúmenes de documentos enviados a firma durante este mes de junio muestran ya una proyección de un incremento de más de un 100% con respecto al mes anterior. Esto se debe claramente a las crecientes contrataciones y actividad económica de las empresas.

Las facturas emitidas y recibidas son un reflejo de la actividad económica real que realizan las compañías, y en Docuten hemos detectado que durante los meses de abril y mayo la actividad sufrió una disminución mensual de más de un 10%, comparado con este mes de junio que está repuntando hasta un 30%, situándose por encima de la actividad pre-COVID. Este dato nos indica una paulatina reactivación de la economía.

En el caso de los adeudos domiciliados, que reflejan los ingresos reales que van teniendo las empresas, durante el confinamiento llegaron a descender hasta un 50% en las peores semanas de abril y mayo, pero desde mediados de mayo están recuperándose. La proyección de este mes de junio es que se recuperen hasta llegar a un 75% de la situación pre-COVID.

La construcción, el sector más rápido en recuperarse, y el retail el que menos

También hemos observado cómo el sector de la construcción, así como el de la alimentación y el de la sanidad, ya están acercándose a cifras de movimientos registrados antes del confinamiento. Es decir, que los casos de ERTE en estos sectores, sobre todo en el de la construcción, fueron el principal motivo del gran aumento del uso de firma digital durante marzo y abril. En el mes de mayo esas cifras bajaron a un 50%, descenso que se consolida y acentúa en este mes de junio, cifras parecidas al periodo pre-COVID.

Asimismo, se ha visto cómo las firmas electrónicas en el sector retail fueron disminuyendo desde principio del confinamiento hasta este mes de junio. Comparando mayo con febrero, el último mes pre-COVID, se observó cómo estos procesos administrativos electrónicos disminuyeron alrededor de un 70%, siendo la bajada especialmente acusada a partir del mes de abril, con el cierre de las tiendas físicas.

Mientras que, en el caso de las ETTS o empresas de trabajo temporal, hemos observado un aumento del uso de firma en un 10% en las últimas 4 semanas, lo que explicaría la reactivación de sectores como el de la hostelería.


También te puede interesar: