Ticket BAI: estado de la situación de la facturación electrónica

El aumento del flujo de transacciones económicas que se producen cada día a nivel mundial es imparable. Con ello, también lo es el avance de la tecnología específica de este ámbito, desde el sector fintech hasta la facturación electrónica.

Cada día son más los territorios que deciden implantar estas innovaciones en sus procesos administrativos para obtener una mayor eficiencia. A modo de ejemplo, podemos ver iniciativas como las ya implementadas en Italia y Portugal, pioneros en Europa en la implantación de la facturación electrónica B2G y B2B.

Como no podía ser de otra forma, España se va adentrando, junto con el resto de países de la UE, en el ámbito del E-Invoicing. El caso más reciente: Ticket BAI, la iniciativa del País Vasco para la gestión de facturas.

La situación de la facturación electrónica en Europa

En Europa, la primera legislación relativa es la Directiva 2014/55UE sobre Facturación electrónica en la contratación pública. Esta directiva obliga a todas las AA.PP. de la UE a estar preparadas para recibir facturas electrónicas conforme a un formato estándar (formato Europeo EN16931) y por medio de un canal único (PEPPOL) desde el 18 de abril de 2019.

A nivel Europeo, los pasos que se han dado en torno a la facturación electrónica giran en torno  a las Administraciones Públicas y, por lo tanto, en torno a las relaciones B2G. Sin embargo, ha habido países que han ido más allá y que ya han legislado en el ámbito de las relaciones entre empresas (B2B): 

  • En Italia desde el 1 de enero de 2019 es obligatorio emitir electrónicamente todas las facturas o tickets, a través del nodo centralizado SDI (equivalente a FACe en España) para todas las empresas y autónomos con domicilio fiscal en Italia.
  • Portugal: fue uno de los primeros países en adelantarse a la implantación de la Unión Europea de un formato común de factura electrónica. Desde comienzos del 2019 impuso la obligación de facturar electrónicamente en el ámbito B2G.

La situación de la facturación electrónica en España

En los últimos años en España se ha adoptado un modelo legislativo que promueve e impulsa el uso de la facturación electrónica en las interacciones con las Administraciones Públicas. El objetivo principal es tratar de conseguir una homogeneidad que promueva la eficacia transaccional entre empresas y, por otro lado, trate de reducir el fraude fiscal. 

Legislación en España

La factura electrónica tiene un amplio recorrido legislativo en España, con una serie de hitos muy relevantes:

  • Desde el 2003 es posible, con plena validez legal y fiscal, facturar electrónicamente en España, gracias al Real Decreto 1496/2003.
  • En 2012 entra en vigor el Real Decreto 1619/2012, que deja de hacer obligatorio el uso de firma electrónica para que una factura electrónica sea válida. Con ello, desaparece la complejidad tecnológica como elemento de freno a la adopción del modelo.
  • En 2015 entra en vigor la Ley de impulso de la factura electrónica y creación del registro contable de facturas en el Sector Público (Ley 27/13), que hace obligatorio el envío de facturas electrónicas a clientes de las AAPP. Además este año se crea FACe y el resto de puntos de entrada de facturas que permiten a las administraciones recibir esas facturas.
  • En 2018 se refuerza la facturación electrónica en España con la entrada en vigor de la Ley de contratos del Sector Público (Ley 9/2017) y la creación de FACeB2B, Punto General de Entrada de Facturas Electrónicas entre Empresas. La creación de FACeB2B tiene el objetivo de potenciar la facturación electrónica entre empresas privadas, sin obligatoriedad existente, ya que se convierte en el punto central gratuito de interconexión entre proveedores de soluciones de factura electrónica.

Por tanto, todas las empresas que trabajan con el sector público español deben cumplir con la Ley 27/2013 así como con la Ley de contratos del Sector Público (9/2017). 

Aunque la adopción de la factura electrónica vivió momentos de reticencia por parte de las compañías, cierto es que su impulso ha conseguido posicionar la Agencia Tributaria española entre las 8 más eficientes del mundo, según un estudio realizado por PwC. Además, según el informe “United Nations e-Gobernment Survey 2018”, que tiene como objetivo principal el estudio y evaluación del desarrollo de la administración electrónica de los Estados Miembros de la ONU, España ocupa la 17ª posición de la lista global y la 10ª en el ámbito europeo, en cuanto a su índice de desarrollo electrónico (EDGI). 

En el caso de la facturación entre empresas (B2B), aunque se haya implantado FACeB2B como  un sistema que promueve su utilización, aún no hay una obligación legislativa, excepto para los subcontratistas de la Administración General del Estado y Administraciones públicas que están obligados a emitir facturae a través de este canal cuando el importe supere los 5.000 euros. Pero parece que esta situación puede cambiar en breve, ya que existe una Comunidad Autónoma que ya ha ido más allá: el País Vasco, con su proyecto Ticket Bai.

El País Vasco se adelanta al resto de Comunidades en la lucha contra el fraude fiscal con la implantación obligatoria de Ticket BAI.

¿Qué es Ticket BAI?

Ticket BAI es un proyecto que han desarrollado las Haciendas Forales y el Gobierno Vasco con el objetivo de llevar a cabo un control exhaustivo de cualquier actividad económica que genere cualquier empresa contribuyente en el ecosistema empresarial de la Comunidad Vasca, a través de la obligación de contar con un software de facturación que asegure la correcta gestión de la información. Para que esto se cumpla, se deben instaurar y adoptar una serie de obligaciones legales y técnicas que permitan este control detallado y que tienen como finalidad la lucha y prevención del fraude fiscal. 

¿Cuándo se producirá su implantación?

La previsión de implantación y entrada en funcionamiento está pronosticada para julio del 2020 siendo una medida que afectará a todas las empresas registradas en ese territorio, sin excepción, incluyendo autónomos.

El lanzamiento de este proyecto se produjo en 2018, año en el que se constituyeron todas las especificaciones técnicas y primeras pruebas funcionales. Durante el 2019 se ha estado trabajando para concretar detalles y crear una fase de prueba para promover un correcto funcionamiento en todos los sistemas dando paso, en 2020, a su implantación final en Álava, Bizkaia, Gipuzkoa y también Navarra. 

¿Acelera esta nueva medida la implantación de la facturación electrónica en el ámbito privado, B2B, en el resto de Comunidades Autónomas?

La respuesta a esta pregunta es incierta ya que la administración española no se ha posicionado al respecto. 

Sin embargo, y aunque no haya una respuesta sólida y fiable a esta incógnita, todos los pasos dados en los últimos años por el Gobierno de España en torno a la facturación electrónica reflejan claramente esta intencionalidad y, por supuesto, la implantación de Ticket BAI en una de sus Comunidades Autónomas puede ser uno de los hitos que desencadene la aceleración del proceso. 

Tendencia hacia la estandarización

La tecnología avanza a pasos agigantados y las normativas relativas quedan rezagadas. Cada vez son más las empresas que utilizan la facturación electrónica en relaciones B2B sin que haya una obligatoriedad de por medio. Simplemente, por los beneficios directos que reporta:

  • Aceleración de la transformación tecnológica y, por lo tanto, mejora de la Responsabilidad Social Corporativa empresarial y la eficiencia.
  • Ahorro de tiempo y dinero.
  • Disminuir el porcentaje de error humano.
  • Aumento de la seguridad.

Existe una clara proyección empresarial hacia la búsqueda constante de la transformación digital de los procesos. Han sido ya muchos los territorios que han implantado la facturación electrónica de obligado cumplimiento tanto en relaciones B2B como B2G. 

Sin embargo, aunque a nivel nacional estos intercambios funcionen, siguen basándose en estándares propios, no globales.

Una de las propuestas más sólidas aportadas por la Unión Europea para construir una base común es PEPPOL. PEPPOL (Pan European Public Procurement Online) es una red de distribución electrónica que facilita a las empresas el transporte de facturas electrónicas tanto en el ámbito público como privado. 

Docuten, como única empresa española, se encuentra inmersa en el proyecto EURINV, proyecto cofinanciado por el CEF Telecom Calls y gestionado por INEA (Innovation and Networks Executive Agency). Este proyecto tiene como objetivo principal ayudar a los participantes, proveedores EDI (Electronic Data Interchange), a cumplir con la normativa Europea sobre facturación electrónica (Directiva EU/2014/55) a través del estándar PEPPOL que pretende asentarse como una red que promueve las transacciones transfronterizas dentro de la UE.  

El objetivo común de todos los actores implicados en este proceso debe ser conseguir una estandarización global que permita romper con las barreras transnacionales, promueva las relaciones empresariales transfronterizas y disminuya el miedo al error.